Si estas pensando en pintar tu casa, recuerda que debes tomar en cuenta aspectos como:

  • Evaluar los colores que más se adaptan a tu casa
  • Conocer los mejores acabados
  • Determinar qué pintura te ofrece mayor resistencia
  • Trucos prácticos para lograr un buen acabado

Antes de pintar los techos de tu casa, debes pintar las paredes. Para que puedas obtener el tono que deseas, realiza varias pruebas. Pide diferentes muestras  de pintura y coloca un brochazo de cada una, en la pared.  Deja que sequen durante el día, obsérvalas a distintas horas y con luz artificial.

Luego de esto podrás elegir un color, recuerda elegir el más claro porque una vez que lo apliques, este tiende a obscurecer.

Una vez que estén pintadas todas las paredes de tu casa, elige el color de los techos, recuerda que debes utilizar tonos que combinen y permitan darle un toque original y agradable a tu hogar.

Para ello toma en cuenta los siguientes trucos:

  • Si los techos son bajos es conveniente pintarlos de color blanco para darle más amplitud.
  • Si son altos y deseas bajarlos visualmente es conveniente pintarlos de un color más oscuro que el resto de la pared.
  • Para ampliar la perspectiva y dar la sensación de un espacio más amplio puedes pintar del mismo color las paredes y el techo.